Una vez en Vík, es casi obligatorio visitar Reynisfjara la playa de arena negra volcánica premiada como una de las diez más bellas del mundo por la Islands Magazine en 1991. En ella podemos contemplar una enorme pirámide de columnas de basalto, además de sus famosos Reynisdrangar o trolls, formaciones rocosas que se encuentran al final de la playa.

Columnas de basalto en Vík

La leyenda explica que tres gigantescos trolls intentaron separar los fiordos del oeste del resto de Islandia, pero mientras llevaban a cabo su maléfico plan, aparecieron los primeros rayos de luz del amanecer y los trolls se convirtieron en piedra. Allí quedaron petrificados y hoy día podemos disfrutar de estas rocas con unos nombres tan curiosos como su leyenda: Skessudrangar, Landdrangar y Langhamrar.

Los Trolls de la playa de Vík

 

Siguiendo un poco más hacia el sureste nos encontramos con el inmenso glaciar de Vatnajökull, el mayor de Europa en volumen (unos 3.000 km³) y que ocupa más del 8 por ciento de la superficie total de Islandia, con unas dimensiones de unos 150 km de este a oeste y de unos 100 km de norte a sur.

Vatnajökull

Podemos contemplar sus lenguas glaciares derivadas hacia los márgenes oeste, norte y noreste a lo largo de todo su recorrido.

El área del Vatnajökull es de 8.100 km²

 

Rodeando el inmenso y hermoso glaciar Vatnajökul llegamos a Jökulsárlón, el mayor y más conocido lago glaciar de Islandia. Tiene una profundidad máxima de aproximadamente 200 m, lo que lo convierte probablemente en el segundo lago más profundo de Islandia.

Playa de Jökulsárlón

Una de sus características más llamativas es que se encuentra lleno de icebergs, que se desprenden de la lengua del glaciar Breiðamerkurjökull, y que desembocan directamente en el mar.

Iceberg en Jökulsárlón

 

En dirección a la población de Höfn, nos encontramos con nuestra última joya de la corona, la montaña Vestrahorn, una de las pocas montañas de roca ígnea en Islandia que se encuentra al pie de una playa volcánica y que sus características formas góticas nos recuerdan a un conocido personaje de cómics, de ahí su apodo como monte “Batman”.

Monte Batman

 

El recorrido por El Círculo Dorado finaliza en este punto, no sin antes destacar algunas imágenes que puedes encontrar fuera de los puntos más turísticos, porque Islandia es un lienzo en blanco y solo tú puedes pintarlo.

Höfn

Vestrahorn

Vestrahorn

Iceland

Rainbow in Iceland

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies